La salida a la crisis es la economía solidaria

Este lunes se realizó el foro “La salida es la economía solidaria”, organizada por el senador Juan Diego Gómez y el representante Carlos Albeiro Echeverry, de la Bancada Cooperativista en el Congreso de Colombia, en el cual estuvieron como invitados el presidente de Confecoop Carlos Acero Sánchez, el presidente de Analfe Miller García Perdomo y el presidente de Coomedal Ricardo Álvarez García.

El representante Albeiro Echeverry destacó la existencia de la bancada parlamentaria dedicada exclusivamente al tema del cooperativismo, “con la que venimos reivindicando muchas de las luchas” y aseguró que junto con el senador Gómez llevarán al Congreso de la República varias propuestas surgidas en estos foros, “entre ellas la recuperación del porcentaje de los excedentes que se les quitaron a las cooperativas en una de las reformas tributarias ya que con esos excedentes lo que se hacía era atender temas como los de la solidaridad y redistribuirlos entre todos sus Asociados»

El presidente de Carlos Acero destacó que las soluciones que está ofreciendo el Gobierno Nacional son para los microempresarios y no han tomado en consideración a los empleados, pese a un crecimiento del desempleo que en este momento es del 12.5%, por lo cual es importante empezar a pensar en que como el estado puede ayudar a estas personas.

Agregó que frente a esta crisis deben replantearse todos los modelos, “empezando por el modelo económico que está vigente desde hace 70 años y que debe ser sustituido por un modelo más humano que dé cabida un cambio de paradigmas en la economía, la sociedad y la generación de trabajo”. Dijo que debemos pasar de la solidaridad en una sola vía, con carácter asistencialista, que está bien solo para paliar la crisis al comienzo, a una solidaridad económica de doble vida, como la que ofrecen las cooperativas, los fondos de empleados y las mutuales”.

Los elementos centrales de esta propuesta son la formalización del trabajo y el emprendimiento en forma cooperativa, para impulsar cooperativas de producción, de servicios y cooperativas virtuales y de plataforma, y para estimular el ahorro popular como soporte para el crédito popular productivo con la idea de avanzar hacia la banca ética y las finanzas éticas.

Fondo de Empleados, muro de contención

Por su parte el presidente de Analfe, Miller García, dijo que los fondos de empleados se han tenido que reinventar porque dependen mucho de las empresas y muchos de ellas que funcionan dentro de las empresas que tuvieron que cerrar por orden del Estado no han podido operar, y otros han tenido que operar desde las casas en medio de grandes dificultades.

“Los fondos son el primer agente económico al cual acuden los empleados para solucionar sus necesidades económicas y han tenido que atender a los asociados y sus familias, pero no se ven los alivios del Gobierno Nacional, que los enfocó hacia la banca y no están cumpliendo con la función social de generar alivios para los empleados. Los fondos estamos tratando de suplir las necesidades de crédito y hemos asumido el peso del alivio, a cargo de los ahorros de los trabajadores. Estamos presentando los servicios de la mejor forma posible porque los fondos contaban con liquidez, pero no sabemos hasta cuándo aguantará esta liquidez», dijo.

Por su parte Ricardo Álvarez presidente de Coomedal y miembro de la junta directiva de Confecoop Antioquia, explicó la importancia de defender la economía solidaria y las empresas solidarias. «Más aún en tiempos en que se han perdido los valores empresariales y el cooperativismo sí que los tiene, y facilita la generación de empresas donde no se rinde tributo al capital».

Álvarez recordó la importancia de la campaña que está realizando el cooperativismo de “si a mí me pagan yo pago” y dijo que lo más malo que nos puede pasar es que todo el mundo asuma la cultura del no pago y de esta manera los recursos y los auxilios no van a llegar a donde bene llegar. “hago un llamado a que mucha gente se sensibilice y no haga un uso inadecuado de los recursos que estamos asignando para esta crisis».

Lamentó el dirigente que los recursos de alivio dispuestos por el Gobierno Nacional no están llegando a las cooperativas, sobre todo a las de ahorro y crédito. A las financieras sí llega una parte de esos recursos”.

Carta al Presidente

Los dirigentes cooperativos recordaron que el 2 de abril se le envió al Presidente de la República una comunicación que planteaba tres elementos principales. El primero era la necesidad de reconocer e incluir de manera expresa a la economía solidaria, a las cooperativas, los fondos de empleados y las mutuales dentro de las medidas que estaba adoptando el Gobierno Nacional a través de los decretos de emergencia económica.

En segundo lugar, recordaron que las empresas cooperativas son en un 98% pequeñas y medianas empresas que sostienen entre 120 mil  y 130 mil puestos de trabajo que han mantenido en virtud del principio de la solidaridad, “pero necesitamos que el Gobierno Nacional tome medidas más radicales como las han tomado países de la región como Perú o Chile, para proteger la nómina y salvar las empresas micro medianas y pequeñas empresas”, afirmó Carlos Acero.

Y en tercer lugar, los gremios cooperativos, agrupados en Confecoop, le sugirieron al Presidente que tomara de ocho a diez medidas para para impulsar el modelo cooperativo y la economía solidaria, sin o porque la crisis requiere de una salida solidaria. “A la gente hay que permitirle organizarse de otra manera y en esto es muy importante el apoyo que hemos tenido de la bancada cooperativista y de la economía solidaria», dijo.

Igualmente los dirigentes se quejaron de las dificultades para acceder a los beneficios de redescuento y dijeron que en los territorios las personas se están organizando y que el Gobierno Nacional tiene que apoyar esas expresiones de las comunidades organizadas a través de formas cooperativas y solidarias.

Propuesta de reforma

En el foro también se dio a conocer que los gremios solidarios preparan un proyecto de decreto para hacerlo llegar al Gobierno, en el cual s e consignan entre otros, los siguientes planteamientos:

  • Simplificar la forma de hacer cooperativas, eliminando el requisito de exigir 20 personas para crear una cooperativa.
  • Permitir que las cooperativas puedan recibir directamente como asociados a micro y pequeñas y medianas empresas y facilitar así su acceso al crédito, porque en estos momentos no tienen acceso a la banca. De esta manera se estimulará el ahorro popular para que esté a través de formas cooperativas y de economía social y fondos vuelva a financiar proyectos de desarrollo y emprendimientos populares y emprendimientos colectivos.
  • Facilitar la conformación de cooperativas de trabajadores, que hoy en el mundo es la figura más poderosa para crear, rescatar y sostener puestos de trabajo digno y estable.

Otras medidas a implementar serían:

  • Abrir la posibilidad de que las empresas que no puedan superar esta crisis se transformen en cooperativas, con la participación de los anteriores dueños, los trabajadores y los acreedores.
  • Devolver a las cooperativas el manejo del excedente de 20% de la educación formal y permitir que el fondo de solidaridad y otros fondos puedan orientarse este año a paliar el efecto negativo de la crisis en las bases cooperativas.

Únase a la conversación, lo invitamos a compartir este artículo.

Send this to a friend