La oportunidad de las cooperativas PARA ATENDER LOS CAMBIOS SOCIOECONÓMICOS

Colombia Cooperativa ofrece un informe especial, en el cual los principales dirigentes gremiales revelan los logros y expectativas del sector cooperativo y solidario. Las entrevistas son anteriores a la extensión de la pandemia de Covid-19. El Presidente de Confecoop Carlos Acero Sánchez, pone el énfasis en el despegue de las políticas públicas para el sector, las nuevas oportunidades de mercados emergentes o desatendidos y la voluntad de integración entre cooperativas.
La oportunidad de las cooperativas PARA ATENDER LOS CAMBIOS SOCIOECONÓMICOS
Carlos Acero, presidente ejecutivo de Confecoop, durante el encuentro de Cooperativas de las Américas en Bogotá, acompañado del Superintendente de la Economía Solidaria y el director de la Unidad de Organizaciones Solidarias. Foto Ascoop

Colombia Cooperativa: ¿Cómo va el sector cooperativo en Colombia?

Carlos Acero Sánchez: Avanzamos en diferentes frentes: i) definimos metas a mediano plazo (Programa Cooperativas por Colombia), ii) mejoramos el trabajo y el impacto en incidencia política a nivel de los gobiernos nacional, regional y local, iii) tenemos mayor comprensión de los cambios que se vienen en materia económica y cultural, que están transformado la sociedad, iv) trabajamos en líneas de acción y estrategias que permitan el acceso de jóvenes a las cooperativas y v) mostramos resultados sociales y económicos positivos durante 2019.

Los indicadores sociales y económicos de las cooperativas con actividad financiera, a noviembre de 2019, muestran que continúa un crecimiento en número de asociados, llegando a los 4 millones de personas en este segmento, un crecimiento del 10.35% en sus activos, del 8.64% en su patrimonio y unos excedentes de $541 mil millones. Sumadas las otras formas cooperativas, se estima en 6.5 millones el total de asociados en el país.     

En un contexto de cambios tecnológicos, ajustes en las formas de empleo y nuevas tendencias demográficas, las cooperativas enfrentan en estos años un complejo desafío derivado de la alta velocidad con la que se mueven los mercados y que hoy refleja un menor ritmo de crecimiento de las cooperativas frente a sus homólogas en sus respectivas industrias.

No obstante, hay una amplia gama de oportunidades para las cooperativas en segmentos o actividades económicas y sociales que no están siendo atendidas adecuadamente por otros actores o que debido a los intereses y expectativas de grupos sociales (jóvenes, mujeres), están empezando a desarrollarse bajo otro tipo de formatos basados en la solidaridad, la cooperación o la colaboración. Surgen nuevas oportunidades en campos como el medio ambiente, las energías renovables, los servicios públicos, los servicios sociales, la educación, el comercio y el consumo éticos, la producción limpia, los mercados locales o de cercanías.

CC. ¿Qué tan viable ve la implementación de una política pública que fortalezca el cooperativismo colombiano?

CA: Formulamos unos lineamientos generales de política pública, con base en el trabajo de nuestras asociaciones y federaciones regionales y sectoriales, que refleja la naturaleza del modelo, la pertinencia para atender los cambios sociales y las oportunidades para avanzar en nuevas actividades económicas, sociales y ambientales.

A partir de este trabajo, Confecoop presentó al Gobierno una propuesta para la construcción de una política pública para fortalecer la presencia de cooperativas en el país. Esta iniciativa propone avanzar hacia una política pública de Estado, más allá de los períodos de gobierno, transversal a la economía y a la sociedad, en atención a que las cooperativas actúan en múltiples campos y sectores del desarrollo humano, y que puede ser adaptada a los niveles local, regional y nacional.

El Presidente Iván Duque Márquez, en el Congreso Cooperativo Nacional, se comprometió a implementar esa política pública. Estableció la necesidad de conformar una mesa técnica para tal fin y señaló actividades, proyectos y responsables dentro del Gobierno para dichos efectos. La mesa técnica no ha tenido el nivel de avance esperado por el sector, no obstante, se han adelantado reuniones preliminares, pero aún no se concreta un plan de trabajo. La llegada de Angel Custodio Cabrera como Ministro de Trabajo, conocedor de nuestro sector, abre una expectativa sobre el impulso que deberá tener en los próximos meses este proceso.

A nivel regional, en 9 departamentos y en un número similar de capitales se está trabajando, para que los lineamientos propuestos por Confecoop sean incorporados dentro de los planes de desarrollo. Confíamos en que así sea al menos en 100 ciudades capitales e intermedias, donde además se adopte una política integral mediante acuerdos y ordenanzas que estimulen la promoción, fomento y fortalecimiento de la política pública cooperativa y de economía solidaria a mediano y largo plazo.

CC: ¿Estamos avanzando en los temas de modernización y transformación digital?

CA: Es tan vertiginosa la velocidad del cambio que impone la info-tecnología, que hoy debemos estar atentos todo el tiempo a sus nuevos desarrollos. Algunas organizaciones cooperativas se adaptan más lentamente a estos procesos de modernización y transformación tecnológica que otras, pero, en general, el sector tiene que mejorar sustancialmente en esta materia.


CC: ¿Cuál es el balance sobre la integración y articulación gremial del sector?

CA: La cooperación económica y social entre cooperativas constituye la piedra angular para garantizar la vigencia de este modelo de gestión de empresa social. Una cooperativa que no se integra, no solo incumple el modelo, además asume de manera aislada los riesgos propios del mercado.

Uno de nuestros principales desafíos es consolidar este proceso de integración económico y social. A partir de esa decisión política y voluntad de los directivos se simplifican los mecanismos para avanzar en la conformación e impulso de los circuitos económicos que cierran el ciclo cooperativo. En ambientes de nueva economía, el camino cooperativo es la integración entre cooperativas. Esa es la estrategia.

CC: ¿Cuáles son los retos del sector para 2020?

CA: Primero, lograr la aprobación de la política pública para las cooperativas y empresas de la economía solidaria.

Segundo, ajustar las legislación cooperativa para hacer más atractivo el modelo cooperativo y promover cooperativas en el sector real de la economía (p,ej: agroindustria, energía renovable, industrias asociadas a la tecnología), en nichos de población como los jóvenes, los profesionales, mujeres, pymes y mypymes.

Tercero, trabajar en la formación y promoción del liderazgo cooperativo. La sumatoria de: confianza en el modelo + formación técnica + liderazgo social + visión estratégica + decisiones oportunas + voluntad política hacia la integración + modelo de educación cooperativa para la vida, la solidaridad y la ayuda mutua.

Cuarto, comprometer a las cooperativas para que el balance social se convierta en el poderoso instrumento de visibilización de la gestión, los resultados y el impacto social de las cooperativas en sus diferentes grupos de interés.

Únase a la conversación, lo invitamos a compartir este artículo.

Send this to a friend