Directora de Ascoop participó en Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil de Bolivia

La directora ejecutiva de Ascoop enfatizó en que las mujeres han sido las más afectadas en su situación laboral debido a la pandemia, pues dos mujeres perdieron el empleo por cada hombre que perdió el suyo.

El pasado lunes, la directora de Ascoop y Presidenta del Comité de Género de la Alianza Cooperativa Internacional participó en el XV Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil “Sociedad civil en la acción 4.0” de Santa Cruz, Bolivia, con el tema “Pandemia y desarrollo” en un trabajo de desarrollo de mesas sectoriales, entre ellas juventud y equidad de género.

La líder cooperativista empezó su presentación socializando algunos aspectos que trajo la pandemia para las mujeres, entre ellos el cambio en el estilo de vida, el desempleo, la economía del cuidado, la educación de los hijos, la vida social y las relaciones interpersonales, la educación y los nuevos sistemas de información, los riesgos y enfermedades psicosociales, el maltrato y violencia de género, entre otros.

También mencionó que las cooperativas aportan a la inclusión económica y social, ya que están orientadas al desarrollo integral del ser humano, sin ánimo de lucro, no tienen enfoque asistencialista, se basan en el esfuerzo propio y la ayuda mutua expresada en la participación económica equitativa y son empresas sostenibles.

Agregó que Desarrollar las potencialidades de las mujeres y fortalecer sus capacidades genera enormes beneficios a las cooperativas, ya que se amplían los horizontes, se diversifican las actividades, se refuerza el papel social, se adquiere mayor poder económico, de presión e influencia política, se acelera el progreso y el cambio de la situación socio-económica de la comunidad. Profundizó en la necesidad de impulsar iniciativas que lleven a más mujeres a la propiedad de la tierra y la posesión colectiva de medios de producción, acceso al mercado y a trabajo; a la autogestión y a autonomía en la organización de su vida.

Uno de los temas que abordó con preocupación fue el de la situación laboral, pues las mujeres han sido las más afectadas en este aspecto durante la pandemia: 4,2 millones de personas perdieron su empleo en el mes de julio, la población más afectada son las mujeres entre 25 y 54 años. En este grupo de edad, dos mujeres perdieron el empleo por cada hombre que perdió el suyo, las mujeres ocupadas pasaron de 9,2 millones en julio de 2019 a 6,7 millones en julio de este año. Esto implica una caída del 28% —mucho mayor que la de los hombres (12%).

Dijo que la pandemia es un escenario que permite la reflexión, las mejoras, el cambio y la generación de oportunidades como la expansión de lazos y relaciones, el cuidado físico y mental, el empoderamiento tecnológico, las reflexiones y aprendizajes, el crecimiento emocional y los nuevos saberes. Agregó que para esto, las cooperativas permiten el acceso a créditos, brindan programas de ayuda, ofrecen capacitación, permiten ejercer el liderazgo  y son innovadoras, ayudando a preservar el empleo (resiliencia), promoviendo el trabajo decente, siendo responsables y cuidadosas con el medio ambiente, ejerciendo la motivación para cambiar sus vidas, sus comunidades y el mundo y permitiendo la incorporación de la mujer a los ámbitos de decisión, que se ha convertido en un tema de la agenda mediática y social.

Únase a la conversación, lo invitamos a compartir este artículo.

Send this to a friend